¿Cómo diferenciar tu juego del resto sin perder tu identidad?

Hoy en día abres las tiendas de Android y iOs, y vas a ver cientos de clones de los juegos que hace el publisher Ketchapp, o Voodoo, y hace varios años de Flappy Bird o de Crossie Road. Y aclaro, hay una diferencia muy grande entre clonar un juego, inspiración o inspiratería.

Siempre he dicho que la mejor forma de aprender a hacer juegos es clonando alguno para entender cómo funciona el género, de preferencia uno sencillo. Y en móvil al ser géneros menos complicados y con desarrollos más cortos en mayoría esta práctica es muy común a tal punto que descaradamente hasta los nombres son pirateados. En su momento una práctica que hasta te permitía destacarte en los marketplaces pero con tanto cambio de algoritmo ya no es tan fácil simplemente crear Flappy Hotcake y llegar al top de los charts.

Una de las maneras más fáciles de enganchar a un público obviamente es tomar un marco de referencia pero no quedarte ahí y explotarlo más, no solo combinandolo con aún más marcos, sino expandiendo y haciendo más rica la experiencia. Un ejemplo de esto es por ejemplo Shovel Knight, con las gráficas 8 bit pixel que alude obviamente al platforming de la época de Nes de Megaman, con elementos también de Castlevania, pero con un pixel art más pulido y una cantidad de colores y frames de animación que hubieran sido imposibles de realizar hace casi 30 años.

Lo mismo con Axiom Verge, un hermoso homenaje a Metroid, pero con una exploración impresionante, el estilo metroidvania acompañado de un gran cantidad de arsenal y habilidades inspirado de Castlevania pero como no usas armas de corto alcance sino más bien una especie de rifle donde también varias balas parecen inspiradas del juego Contra, así como una historia que te dejará pensando por horas de si lo que hiciste estuvo bien o de porqué ocurrió todo en primer lugar.

Ya en el caso mexicano, también lo realizan los compadres del estudio Bromio con su juego Patobox, combinando la referencia de gameplay de Punch Out, con el estilo comic blanco y negro y narrativa de Sin City, así como expandiendo la experiencia de juego en un entorno de exploración 3d, donde interactúas con personajes, resuelves puzzles, consigues pistas e información, y tienes que esquivar números obstáculos. Si deseas adquirirlo, puedes conseguirlo en Steam, y básicamente en todos los stores de consolas.

Básicamente estos ejemplos son mezclar más de 1 elemento a la canasta, y en el caso del último juego Patobox, mucha inspiración ni siquiera son de juegos. Cuando estés creando un concepto creativo, no solo te inspires de un solo medio, trata de incorporar otras pasiones que tengas para lograr algo verdaderamente único. En el caso particular del juego Flat Kingdom mezclamos las referencias obvias de Paper Mario, con geometría, origami, y flat art, en Lobo with shotguns el estilo cartoon marvel de los 60s comic, con look and feel de películas grindhouse b de los 80s, en Design Hero una mezcla del estilo de las revistas de moda estilo Vogue, con el estilo no tan obviamente anime de Tetsuya Nomura y fondos y atmósfera de El Diablo Viste de Moda.

Como tarea para realizar esto de manera práctica antes de hacerlo en un proyecto personal te recomiendo buscar 3 juegos que te gusten mucho y desglosarlos en los marcos de referencia que hayan combinado, inclusive apuesto a que después de realizarlo si buscas en Youtube alguna entrevista al equipo desarrollador, casi siempre las dicen.

¡Exito y espero que subas de nivel dev!

Si quieres mantenerte al día con artículos como este, que explican a detalle tips para devs, motivación o recursos, y ser parte de la comunidad, puedes recibirlos en la puerta de tu mail si te suscribes al newsletter… Y si necesitas una asesoría para tu negocio  o capacitación , contactanos con confianza. Amamos saber de ti.

2019-03-18T09:41:32+00:00